Mi perro se ha hecho mayor. ¿Qué cuidados necesita?

Si nuestro mejor amigo ha llegado a la edad anciana hay que adaptar una serie de cuidados y medidas para que su vida continúe siendo feliz. Vamos a ver cuáles son esas pautas.

Cuando un perro pasa los 7 años de vida ya podemos considerarle anciano (si es de raza gigante se notará antes). Será entonces cuando tengamos que hacer una visita al veterinario para preguntarle qué cambios específicos necesita nuestro peludo, cómo llevarlos a cabo y qué beneficios tendrá.

 

Su alimentación cambia

Es hora de pasar a la gama senior del alimento que estaba tomando hasta ahora. Como tiene algunas propiedades diferentes habrá que hacer un cambio paulatino para que el estómago de nuestro cuadrúpedo no sufra.

Al veterinario con más frecuencia

Ocurre lo mismo que a los humanos, cuando nos hacemos mayores visitamos más al veterinario porque solemos tener más problemas de salud o se agravan algunos… Lo mejor es acudir al profesional con más frecuencia que hasta ahora (que lo marque el veterinario porque él o ella conoce mejor la situación de nuestro perro) y seguir las indicaciones que nos dé para que la salud del animal no se vea perjudicada por su edad.

Vigilar su comportamiento

Puede que con esta edad su comportamiento cambie. No solo se puede mostrar más cansado o tranquilo sino que puede que haya cosas que antes le fascinaban y ahora le molestan o que se vuelva más huraño, etc. Démosle espacio y, sobre todo, consultemos con su veterinario para que nos dé indicaciones de cómo actuar ante sus nuevas reacciones.

Cuidado con el aparato locomotor

Los músculos y articulaciones estarán más débiles en esta etapa, por eso debemos vigilar sus movimientos y recordar que ya no estarán tan ágiles. Si le dejábamos subir al sofá o cama, tendremos que vigilar cuándo se quieren bajar para cogerle nosotros porque sus articulaciones podrían sufrir el impacto.

Ejercicio adaptado a su edad

Aunque el aparato locomotor se debilite no podemos dejar de hacer ejercicio con él o ella, eso sí, de manera moderada. Paseos largos o incluso seguir correteando si el estado de sus articulaciones y músculos lo permite, será clave para que mantenga la agilidad y evite ciertas enfermedades.

Tengamos en cuenta que sus sentidos perderán facultades

Nuestro amigo peludo siempre ha podido presumir de grandes capacidades olfativas, auditivas y, en menor medida, visuales. Pero a partir de ahora, y en general, todos sus sentidos se verán debilitados. Esta desventaja puede ser causante de que pierda el interés por comer, entre otras cosas.

Surgen nuevas enfermedades

No queremos decir que en cuanto se haga viejito vaya a contraer enfermedades pero hay más posibilidades de que sufra problemas en el sistema urinario, aparato digestivo, boca o en el sistema cardiovascular entre otros. Estemos atentos a los posibles síntomas y acudamos al veterinario si notamos alguno de ellos.

Estos son los cuidados generales que deberemos tener en cuenta para mantener el bienestar de nuestro perrito anciano. El lado bueno es que en Claroshop podemos encontrar todos los productos para ayudarnos a tratar las nuevas necesidades de nuestro mejor amigo. ¡Una gran ayuda!

By | 2019-03-13T05:07:00+00:00 marzo 13th, 2019|Healthy Pet, Perro|0 Comments

Leave A Comment