6 costumbres muy raras de nuestras mascotas cuando duermen

Hoy es el Día Internacional del Sueño y vamos a celebrarla conociendo las extravagancias de nuestros animales de compañía a la hora de dormir.

Quien tiene en casa un peludo sabrá que una de sus pasiones, una de las cosas en la que más tiempo gastan los “bichos”, es en dormir. Y en estas horas de completa relajación surgen momentos muy curiosos que nos hacen alucinar, nos hacen sonreír como enamorados y nos hacen preguntarnos ‘¿se me ha roto el perro?’. Vamos a repasar las curiosidades en el mundo de los sueños de nuestros animales.

 

Sus horarios

Un perro duerme al día unas 13 o 14 horas repartidas entre 8-9 horas por la noche y el resto en siestas diurnas. Los gatos por su parte unas 15-16 también en sueños repartidos durante todo el día.

Los de costumbres nocturnas

Los pequeños roedores que tenemos en casa (Cobayas, chinchillas, hámsters, jerbos, ratas) son animales nocturnos por lo tanto les veremos dormir la mayor parte del día y realizarán sus actividades por la noche. También los gatos preparan sus “fiestas” por la noche y más de una no nos dejarán dormir con sus carreras y persecuciones.

Sus ronquidos

Son adorable pero cuando se ponen a dormir, nuestras mascotas pueden crear grandes conciertos… con sus ronquidos. Como en los seres humanos, en algunas ocasiones puede aparecer simplemente por la postura o según el nivel de cansancio pero a muchos otros por problemas respiratorios o la morfología típica de su raza (carlinos, bulldogs…).

Los sueños

Por supuesto que nuestros animales sueñan. En un estudio dirigido por Stanley Coren, profesor de Psicología de la Universidad de Columbia, se demostró que todas las cosas que aprenden los perros durante el día se refuerzan en el momento del sueño. Los canes gimen, gruñen y se mueven muchas veces mientras están durmiendo, eso demuestra que están soñando. Cuando entran en una fase de sueño más pesado, y aunque parezca que tienen pesadillas, es mejor no despertarles. Si vemos que están pasándolo mal, simplemente digamos su nombre con suavidad o acariciémosle despacio para que se sientan acompañados.

Las posturas

Los animales no necesitan una cama amplia con colchón biscolastico que recoja la postura y ayude a su espalda. Si se sienten cómodos acabarán haciendo posturas incomprensibles en los rincones de la casa que les parezca más apetecible. De hecho, la manera en la que esté el cuerpo de un perro cuando duerme dice mucho de su estado de ánimo: si se hace un ovillo puede que no se sienta seguro o que tenga frío y si están boca arriba es que sienten plena confianza con su entorno y están gozando la siesta. En gatos podemos ver posturas propias de contorsionistas y en los lugares más raros que imaginemos (en el lavabo, encima del radiador,  en el cajón de las toallas…).

Los estiramientos al despertar

Como si fueran posturas de Yoga los animales  desentumecen las articulaciones y músculos con estiramientos después de dormir. Patas delanteras, espalda y patas traseras bien estiradas para estar preparados para lo que traigan las próximas horas.

By | 2019-03-15T03:21:37-05:00 marzo 15th, 2019|Mascotadas|4 Comments

4 Comments

  1. Claudia marzo 22, 2019 at 9:03 pm - Reply

    Me gusto el artículo

  2. oliveriro gatorsti marzo 29, 2019 at 5:13 pm - Reply

    👍🏻👍🏻bueno es saber ! son más humanos que los que dicen ser ! ! mamo más a mi mascota que a mucha gente !

  3. Axo abril 4, 2019 at 9:35 pm - Reply

    Hasta dormidos nos dan alegria, con verlos contentos es buena recompensa

    • Noelia Gago abril 5, 2019 at 2:11 am - Reply

      ¡Tienes razón! Relaja verles dormir y verles tranquilos 🙂

Leave A Comment