Nadie creía en su proyecto pero ahora su Funeral Pets factura millones de pesos

Un joven mexicano montó un servicio funerario cuando no pudo darle una buena despedida a su perro y su negocio ahora tiene el éxito que nadie pensaba.

No nos gusta pensar en el momento en el que nuestro animal cruce el arcoíris pero cuando esto ocurre queremos darle el velatorio que se merece. Alejandro García Rangel pasó una mala experiencia cuando se murió su perro de la infancia y decidió dar solución a este problema ya que si su mascota no había tenido una buena despedida si quería ayudar a que la gente pudiera decir adiós a su amigo irracional.

Lo que ocurre que esto pasó hace 20 años, en 1998, cuando el mundo de los animales de compañía en nuestro país no estaba tan desarrollado como ahora. Todos le tacharon de loco.

El primer año de Funeral Pet solo tuvo un cliente pero Alejandro repasa todos estos años con un buen sabor de boca porque su idea creció y ha podido ayudar a mucha gente. El año pasado acabó con 20 servicios al día y con alrededor de 8 millones de pesos en la cuenta.
Alejandro ya sabía en qué consistía una funeraria porque su familia se dedicaba a ello, pero en humanos. Por eso supo cómo montar Funeral Pet en Ciudad de México con 80,000 pesos.

La primera estrategia de marketing que implementó fue la aparición en la Sección Amarilla y regalar un imán a sus clientes para que éstos lo colocaran en su refrigerador. Ambas tácticas elevaron sus ganancias, los clientes comenzaron a llamarlo.

Su trabajo diario

Funeral Pet acude a la clínica o domicilio para recoger el cuerpo de la mascota y lo traslada en transporte especializado a sus instalaciones. La familia puede allí tener una pequeña despedida a querido amigo.

Más tarde ejecutan el deseo de las personas, pudiendo ser: de cremación comunitaria, para quienes conservar las cenizas de la mascota; individual, para los que quieren llevarse a casa los restos de su ser querido, y de resguardo, cuando se quiere esperar unos días para la cremación y la funeraria guarda el cuerpo para ese momento.

Quienes quieren conservar las cenizas tienen varias opciones: una caja de madera con la foto del animal, un contenedor biodegradable que al descomponerse dan paso a un árbol, cápsulas de arena salada y dulce para depositar en el mar o en ríos para que se deshagan en el agua o una pequeña medalla llevar las cenizas en un llavero o como joyería.

Con la pérdida de un segundo perro y la tristeza que eso supuso para la familia de Alejandro se dio cuenta de que se había olvidado de los niños a la hora de organizar su funeraria. Entonces creó un espacio donde ellos podían pintar y escribirle una carta a su amigo peludo y así vivir su primera experiencia con la muerte de un ser querido de una manera más suave y sana.

Actualmente, 12 de cada 20 cremaciones son para perros; el resto se divide entre gatos, conejos, iguanas, hámsteres, aves y otros animales pequeños. “Sin embargo, también hemos atendido changos, gorilas y hasta leones”, comenta García Rangel.
Su principal objetivo en la actualidad es conseguir lograr expandirse y para cerrar 2021 con dos sucursales más. Además, quiere crear el primer mausoleo para mascotas en Ciudad de México.

Cuida a tu mascota con los mejores cuidados hasta su último día con los productos de calidad que encontrarás en la tienda especializada de Claroshop.

By | 2019-04-05T12:24:32+00:00 abril 5th, 2019|Historias que emocionan|1 Comment

One Comment

  1. Socorro Plascencia Tarango. abril 10, 2019 at 7:34 pm - Reply

    Me parece una Idea Extraordinaria ya muchísimas personas AMA A NUESTRAS MASCITAS. EN HORA BUENA OJALÁ DE MÁS EN OTROS ESTADIS. Saludos linda tarde.

Leave A Comment