Terapias con perros para la Lectura, ¿cómo funcionan?

Hoy es el Día Internacional del Libro y queremos dar a conocer una de las terapias poco invasivas pero igual de útil que todas las asistidas con perros, Terapias para leer.

Son de sobra conocidos los beneficios que suponen los canes en la convivencia con los seres humanos pero lo que no se sabe demasiado es que incluso pueden ayudar a los más pequeños o personas con problemas de concentración o problemas mentales a poder concentrarse en la lectura.

Esta técnica en la que el perro ayuda al humano, de nuevo, consiste en que niños con dificultades de aprendizaje o integración leen libros a un perro. Las sesiones suelen ser con un animal entrenado para estar tranquilo y “escuchar” al niño mientras lee y siempre acompañados de un terapeuta. El chico o chica ve al animal como un ser más pequeño, que no le juzga, al que tiene que instruir de alguna manera.

El objetivo de esta terapia es que la persona, normalmente niños como hemos dicho, mejore sus habilidades lectoras, de comprensión y de fluidez. Esto lo consiguen porque el animal, con su sola presencia, motiva a la gente y crea un ambiente tranquilo donde los nervios por hacerlo mal se esfuman.

Otro de los objetivos es que el niño relacione la lectura con una acción positiva y coja gusto por leer.

Pero estos niños no son los únicos que pueden disfrutar de esta terapia, a día de hoy se sabe que mejora las habilidades lectoras de niños con características especiales, desde aquellos que tienen un trastorno del espectro autista, síndrome de Asperger, déficit de atención e hiperactividad, o que necesitan una motivación mayor porque tienen problemas de autoestima e integración.

¿Cuáles son los beneficios?

Los aspectos en los que se notaran los beneficios de esta terapia asistida son: autoestima, autocontrol, seguridad en sí mismos, relajación y disminución del estrés, concentración, mejora en las relaciones sociales y en la comunicación verbal y no verbal.

Según el equipo del programa R.E.A.D. (Reading Education Assistance Dogs), inaugurado en 1999 en una biblioteca de Utah, EE.UU., “a diferencia de otras terapias con perros, los lectores se sienten importantes, ya que son los ’elegidos’ para leer a los perros, lo ven como algo muy positivo y motivador ya que van a ejercer de ‘profesores’ de alguien que sabe menos que ellos y que le escucha atentamente”.

En México el primer taller de lectura con perro de terapia se impartió en la ciudad de Monterrey como prueba piloto en una investigación de tesis en área de psicología y educación. Más tarde, la Biblioteca Benjamín Franklin de la ciudad de México, ofreció por primera vez en 2015 un taller de lectura asistido con perros (Treza y Grandin). Tannia Puig, comentaba entonces: “El concepto de este taller es que le vas a leer a un perro, no es una escuela, no le vas a leer a una maestra, no es un psicólogo, nadie te va a evaluar… es un perro”.

El resultado es visible en pocas sesiones, en R.E.A.D. los padres comentan que cuando los hijos están en casa les leen sus cuentos a hermanos pequeños, peluches, o la mascota que tengan.

Si tienes perros tranquilos, de los que se sientan a tu lado en el sofá mientras lees, regálale una buena cama de claroshop.com para que te escuche cómodamente.

 

By | 2019-04-23T13:24:42-05:00 abril 23rd, 2019|Lo más guau|0 Comments

Leave A Comment