¿Por qué está obesa mi mascota y qué hago para solucionarlo?

La obesidad de un perro o un gato es el problema nutricional más frecuente de lo que dice denominarse “sociedad avanzada”, ¿por qué hemos llegado a este punto y cómo lo solucionamos?

Un problema que ve sus puertas abiertas con una mala gestión de la alimentación de los cachorros, un problema que crece con el aumento de edad del animal, y, principalmente, un problema que no tiene solución si el humano responsable del animal no asume la realidad.

¿Cómo hará el diagnóstico el profesional?

La obesidad es un problema de sencillo diagnóstico. La primera dificultad para llegar a la confirmación de este problema es que el propietario quiera admitir la evidencia.
Una vez que el profesional cuenta con el apoyo del propietario deberá encontrar o descartar patologías que acompañen o provoquen la obesidad; posteriormente, se pesará al animal y se comparará con los valores de su raza. Cuando no existen datos de pesos ideales (animales sin raza o animales de raza fuera del estándar) valoraremos la obesidad por el depósito excesivo de tejido graso en diversas zonas orgánicas: zona costal, inguinal, lomo….

¿Cómo detectamos la obesidad de forma sencilla?


. Las costillas deben poder palparse al pasar nuestras manos suavemente sobre ellas.
. No debe existir acumulo de “grasa pendular” en el abdomen.
. No deben existir acumulos de grasa a ambos lados de la inserción de la cola ni en la zona superior a las caderas.

¿Cuáles son las causas?

Entre la multitud de causas que pueden conducir a que un animal sea obeso, tenemos las siguientes y la combinación de las mismas:

  • Factores que afectan el control de la saciedad. Competición con otros animales por el alimento, alimentación a libre disposición u ofrecimiento continuo del alimento por parte del propietario.
  • Factores de la dieta. Si estamos administrando una dieta inadecuada para las condiciones de nuestro animal, si le damos productos caseros, si nos excedemos con los premios y si le damos demasiados alimentos enlatados, el animal tenderá a engordar.
  • Castración. Si la esterilización no se ve acompañada de una adecuación de la dieta y del ejercicio, puede ser una importante causa de inicio de obesidad.
  • Utilización de la energía. Puede que el animal no “queme” la energía adquirida mediante el alimento o tenga una vida demasiado sedentaria.

La prevención contra la obesidad


Para que ninguno de estos factores acabe llevando a nuestra mascota a la obesidad debemos:
• Proporcionaremos suficiente y adecuado ejercicio y juego. De acuerdo a la edad y salud del animal.
• Utilizar alimentos adecuados a la edad, estilo de vida y actividad física de nuestro buen amigo.
No reducir drásticamente la cantidad de alimento que el animal estaba tomando como una forma de prevención de la obesidad. Nunca “ponerle a dieta” sin la supervisión del profesional.

¿Qué tratamiento se seguirá?

Podemos considerar obeso a todo aquel animal cuyo peso sobrepasa un 15% del ideal. En nuestra sociedad, entre un 30 y un 50% de perros y entre un 15 y un 30% de gatos, son obesos.
La posibilidad de que nuestra mascota padezca obesidad aumenta con la edad, se presenta más comúnmente en las hembras que en los machos y existen razas predispuestas.
El plan a seguir debe estar siempre prescrito por el médico veterinario. Y requerirá estas acciones:

  • Cooperación absoluta del propietario.
  • Evaluar la salud del paciente para descartar posibles patologías que favorezcan la obesidad.
  • Pesar al animal y evaluar su peso ideal.
  • Establecer unos objetivos para la reducción del peso.
  • Reducir el ingreso calórico:
    . Disminuir la cantidad del alimento habitual.
    . Utilizar dietas de adelgazamiento.
  • Alimentar varias veces al día (la cantidad establecida por día se reparte en tres o cuatro tomas).
  • Mantener al animal alejado de las zonas de comedor y cocina cuando se coma o cocine.
  • Ejercicio adecuado a las características del animal (de menor a mayor intensidad).
  • Reconocimiento y pesaje del animal cada dos semanas (aproximadamente).

Recuerda que el tipo de alimentación es determinante para la salud y el peso de tu animal. Elige los mejores productos entre las dietas de calidad de Claroshop.com.

By | 2019-06-17T08:26:03-05:00 junio 17th, 2019|Gato, Healthy Pet, Perro|0 Comments

Leave A Comment