Mi gato está vomitando, ¿qué le sucede?

Los felinos a veces expulsan sustancias o alimentos por la boca pero no siempre se debe a la misma causa. Hoy aprenderemos qué lo provoca y qué es la regurgitación.

Conocemos muy bien a nuestro gato, sus gustos y comportamientos pero a veces hay detalles que se nos escapan por falta de información. El tema que hoy tratamos es uno de los que debemos tener claro desde el principio cuando acogemos un felino en casa porque, de lo contrario, podemos asustarnos y/o llevar a cabo supuestas soluciones caseras que no benefician al animal.

Lo primero que hemos de tener claro es la diferencia entre las definiciones de vomitar y regurgitar.

Vomitar es la eyección violenta del contenido digestivo al exterior del organismo a través de esófago y boca.
Puede ser síntoma de varias enfermedades o problemas tales como
patologías digestivas, renales, hepáticas, pancreáticas…

La regurgitación es el reflujo de comida no digerida a través del esófago y la boca.
Esta puede ser síntoma de problemas esofágicos (megaesófago, diversas patologías esofágicas…) o de conductas innatas de ciertos animales que la utilizan como una forma de alimentar a sus crías.

El vómito

Estamos ante uno de los signos o síntomas más frecuentes en la vida de un animal. Si nuestra mascota comienza a vomitar tenemos que plantearnos que puede existir algo más que un problema de bolas de pelo… Estas expulsiones pueden ser signo de enfermedades “extra digestivas”, por lo que el médico veterinario debe realizar todas las pruebas oportunas para llegar a un diagnóstico exacto: analíticas sanguíneas, coprológicos, análisis de orina, radiografías, ecografías, endoscopia… y, llegado el caso, laparotomías exploratorias (cirugía abdominal diagnóstica).

Cuando acudamos al profesional para conocer qué le ocurre a nuestro amigo peludo debemos llevar pensada la información que puede preguntarnos entre otras cosas:

  • ¿Cuál es el contenido del vómito?
    Si el alimento está entero o digerido, hay presencia de moco (puede proceder de saliva o de estómago.
    ), hierba (suele deberse a patologías gástricas o duodenales.
    ), bilis (es habitual en problemas intestinales de origen inflamatorio, en casos de baja motilidad gástrica, pancreatitis y obstrucciones intestinales), sangre (si es fresca puede deberse al esfuerzo pero si es digerida, tipo poso de café, nos indica la posible lesión de la mucosa gástrica con úlceras y/o erosiones) o tiene un olor fecal.
  • ¿Le estamos dando un alimento de calidad al animal?
    Cuánto tiempo hace que comió, cuál es el producto alimenticio que le damos, si vomitó inmediatamente después de comer o antes de la media hora posterior, con el estómago vacío o tras las 7 horas después de la ingesta.

La regurgitación


Es el reflujo pasivo del alimento ingerido, y generalmente sin digerir, que llega normalmente desde el esófago o desde la faringe.
Puede suceder de forma inmediata tras la ingestión, pasados unos minutos o después de varias horas, siempre y cuando la sustancia no haya sido digerida.

En la mayoría de las ocasiones, sin contar con la regurgitación voluntaria de la madre para alimentar a sus pequeños, esta acción suele aparecer como consecuencia de cualquier patología que obstruya la luz del esófago o que afecte al proceso de la deglución, como tumores, traumatismos, cuerpos extraños, úlceras, megaesófago o parásitos.

Cuando el bloqueo del tránsito del alimento se da en la parte posterior de la garganta del felino, o en la parte superior del esófago, la comida sale al exterior casi de forma inmediata. Los intentos para comer o beber pueden producir síntomas de ahogamiento.

El alimento que es regurgitado desde el esófago superior tiende a tener forma de alargada y presentarse cubierto por saliva.

Las alteraciones del esófago inferior están relacionadas con la regurgitación de alimento sin digerir horas después de que nuestro gato haya comido.


¿Cómo podemos diferenciarlo del vómito?


La regurgitación no va acompañada de los signos de náuseas, ni de contracciones abdominales como sí sucede en el vómito.

By | 2019-07-03T08:33:25-05:00 julio 3rd, 2019|Consejos, Gato, Healthy Pet|0 Comments

Leave A Comment