Perros entrenados para avisar de desajustes de glucosa en diabetes tipo 1

Que el perro es el mejor amigo del hombre lo sabemos, pero esta relación puede ir más allá de la amistad si tenemos diabetes tipo 1. Un estudio de la Universidad de Bristol lo confirma.

Si ponemos la vista en el siglo XVI, los perros eran usados como guías para las personas ciegas pero desde entonces los canes han desarrollado un rol mucho más importante en la salud humana. Hoy en día, a los perros guía se les ha unido animales que detectan enfermedades graves como por ejemplo, el cáncer, alergias, ataques epilépticos, la enfermedad de Addison (una patología rara que afecta a la corteza suprarrenal y hace que produzca niveles hormonales demasiado bajos) o la diabetes de tipo 1. Se cree que pronto también podrán detectar el Parkinson y la malaria.

El estudio que demuestra que los perros pueden detectar la diabetes tipo 1 se ha realizado en la Universidad de Bristol y tenía como objetivo evaluar la fiabilidad de un gran número de perros de alerta glucémica entrenados con anterioridad para actuar en los episodios de hipoglucemia o hiperglucemia así como analizar los factores asociados con las variaciones en su capacidad de rendir.

El método del estudio

La investigación se ha llevado a cabo entre seis y 12 semanas, sobre el trabajo de 27 perros detectores de glycaemia, que avisaban cuando los niveles de azúcar en sangre de sus propietarios diabéticos eran demasiado altos (hyperglycaemia) o bajos (hypoglycaemia). Su método de detección es el olfato aunque en este estudio se ha hecho un descubrimiento respecto al olisqueo de la enfermedad de diabetes.

El método que se siguió fue el de solicitar a los propietarios que grabaran cada episodio de hypoglycaemia o hyperglycaemia. Los registros se han utilizado para evaluar la sensibilidad y la especificidad de cada uno de los 27 perros entrenados en una sola organización solidaria. La sensibilidad y la capacidad de predicción se compararon con los factores demográficos y las calificaciones de los instructores de tal organización sobre los perros, del propietario y de la asociación en sí.

Resultados impresionantes y positivos

Después del análisis de los resultados, los investigadores descubrieron que los perros habían avisado a sus dueños del 83% de niveles muy bajos y el 67% de los episodios de niveles muy altos de azúcar en sangre. Además, el 81% de las alertas se produjeron cuando los niveles de glucosa estaban fuera del rango objetivo. Para cuatro perros el valor predictivo positivo fue del 100%.

Las características de cada perro, la relación con su humano y su entorno fueron asociadas significativamente con el rendimiento.

“Ya sabemos que la calidad de vida de los pacientes mejora considerablemente teniendo un perro detector”, explicó el doctor Nicola Rooney, líder del estudio. “Pero hasta la fecha las evidencias han venido con estudios de pequeña escala. Nuestra investigación ofrece la primera evaluación a gran escala de los beneficios del uso de perros de detección de hypoglyceamia”.

Conclusión del estudio

Los resultados de la investigación sobre 27 perros muestran que el rendimiento individual de cada uno es variable pero su sensibilidad y especificidad en los episodios de hipo o hiperglucemia son mejores de lo que sugieren anteriores estudios. El rendimiento óptimo de los canes de alerta glucémica no solo depende de un buen entrenamiento base y prolongado sino también de la selección del animal idóneo para las condiciones en las que trabajará.

Si tenemos un perro inteligente y educado en casa se merece alimentación y cuidados de calidad. Solo los encontraremos en Claroshop.com.

By | 2019-07-09T12:00:29-05:00 julio 9th, 2019|Uncategorized|0 Comments

Leave A Comment